Ocelotes cierra primera vuelta en cuarto lugar

Desde su salida de Tapachula para llegar a San Cristóbal de las Casas, el equipo de los Ocelotes de la Universidad Autónoma de Chiapas no había tenido un torneo tan regular como el de hasta ahora, y aunque el certamen apenas va en su primera vuelta (con el cambio de competencia a temporada larga), el cuadro felino si mantiene el paso estaría llegando a su primera Liguilla en tierras coletas.

Juan Guillermo Gutiérrez, presidente del equipo, parece que ahora sí dio en el clavo, al hacerse de los servicios de Miguel Ángel Casanova como técnico, y aunque es su primera intervención en dicha división, ha venido aprovechando la continuidad que tenía con jugadores de tercera división que antes dirigía en Mezcalapa.

Además de confirmarse como la mejor defensa, los unachenses también sumaron ocho partidos consecutivos sin perder; la segunda mejor racha del equipo, solo por detrás de los nueve que consiguieron en el Apertura 2013.

Los 26 puntos también marcan la segunda mejor cosecha en la historia del club. En la temporada del 2013, los “estudiantes” consiguieron 32 puntos y llegaron hasta semifinales, instancia en la que cayeron ante Loros de Colima.

Estos resultados no son obra de la casualidad, ya que Miguel Casanova ha demostrado mucha capacidad en cualquier ámbito que se le ha asignado y el patriarca Juan Guillermo Gutiérrez apostó por él para llevar las riendas del club

Casanova Díaz siente los colores de Ocelotes; es egresado de la Facultad de Contaduría y Administración, Campus I de la Unach, a la que representó en la Universiada Mundial de 1999, celebrada en Palma de Mallorca, España.

Como jugador estuvo con el equipo de Jaguares de Chiapas en primera división, y como director técnico tuvo cifras impresionantes en el equipo de Mezcalapa FC de la tercera división profesional, al que llevó un par de veces a la Liguilla, sumando dos años invicto en casa en temporada regular.