Tiempo de destacar nueva generación del Tri

El futuro de la Selección Mexicana tiene su primera prueba en la Copa Oro. El cambio generacional está aquí y es momento de destacar.

Carlos Rodríguez, Roberto Alvarado y Jorge Sánchez estarán en su primer torneo oficial con el Tricolor, una oportunidad enorme que les cayó por las ausencias para el torneo de la Concacaf.

Mientras que Orbelín Pineda y Rodolfo Pizarro reciben una segunda oportunidad, tras no participar en la Copa del Mundo.

Este puñado de futbolistas, junto a Edson Álvarez -con más bagaje a pesar de su corta edad-, apunta a ser la base de Gerardo Martino durante el proceso rumbo al Mundial Qatar 2022.

“Lo que me motiva es el análisis del material con el que cuento, una selección que brinda hacer un buen trabajo”, comentó el argentino.

La juventud en el Tricolor no puede avanzar sola. Los jugadores necesitan el cobijo de los líderes, Andrés Guardado y Guillermo Ochoa, para no perderse en el camino, como lo han hecho otros exseleccionados.

Guardado y Ochoa pueden ser excelentes ejemplos para los muchachos, ya que ambos cumplieron 14 años defendiendo la camiseta tricolor.

Rodríguez cubrirá el hueco que dejó Héctor Herrera, quien solicitó no ser convocado para cerrar su fichaje con el Atlético de Madrid; Alvarado estaría en la banda que le pertenece al lesionado Hirving Lozano, y Sánchez, a competir por la titularidad en una lateral, ya sea la derecha o izquierda.

Martino es consciente de que llegó al Tricolor con una base de jugadores, mas hay posiciones que sí necesitan un relevo.

Raúl Jiménez, Héctor Moreno y Néstor Araujo completan la base de Martino.