La Fiscalía General del Estado, apoyada por personal de Seguridad Pública, realizó el desalojo del predio “Los Cerritos” en el municipio fronterizo de Suchiate, que permanecía invadido desde hace varias semanas por un grupo de personas que supuestamente carecen de un lugar donde vivir.

Decenas de elementos policíacos, encabezados por el fiscal de Distrito Fronterizo Costa, Armando Pérez Narváez, realizaron las acciones, en donde no fue detenida ninguna persona, estableciéndose que “se privilegió el diálogo y el respeto a los derechos humanos”.

El predio fue restituido a su legítimo propietario, siendo destruidas decenas de chozas que habían sido construidas con madera y nylon por los invasores.

Pérez Narváez estableció que no se permitirán invasiones de predios y se actuará conforme a la ley en contra de quienes realicen ese tipo de acciones que vulneran el Estado de Derecho en Chiapas.

El propietario habría presentado la denuncia formal por la invasión del predio, por lo que tras integrar la carpeta de investigación se procedió al desalojo, contando también con la presencia de observadores de la Comisión de Derechos Humanos y personal de la Secretaría General de Gobierno.