El economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano, estimó que la deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) cerrará el año en 45.8 por ciento, nivel inferior respecto al 46.2 por ciento de 2017.

Al presentar el informe “Situación México, tercer trimestre del 2018”, señaló que la reducción de la deuda pública al concluir el año será inferior al decremento que observó en 2017, debido a una ligera desviación de la consolidación fiscal gubernamental que se observó a lo largo de la primera mitad del año en curso.

Consolidación

“El Gobierno Federal tendrá que redoblar los esfuerzos de consolidación fiscal en el segundo semestre, para alcanzar el superávit primario propuesto de 0.8 por ciento”, aseguró, en donde destaca disminuir el gasto corriente, principalmente.

El analista destacó que las medidas desarrolladas para revertir la trayectoria de la deuda en los últimos años, y la apreciación del peso, jugarán un papel fundamental en el descenso esperado de la misma.

Por otra parte comentó que tras los datos preliminares de la economía al segundo trimestre del 2018, el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) podría ser menor al esperado por la institución (de 2.6%); mientras que la inflación general seguirá a la baja, luego del repunte que reportó en julio pasado.

“La inflación general seguirá cayendo hasta llegar un nivel cercano a 4.0 por ciento... por lo mismo, esperamos que el Banco de México (Banxico) mantendrá la pausa monetaria el resto del año”, concluyó.