El ministro Javier Laynez Potisek propuso declarar válida la facultad de los elementos policiales para realizar revisiones de personas y vehículos sin previa autorización judicial.

Al inicio de la discusión de dos acciones de inconstitucionalidad contra diversos preceptos del Código Nacional de Procedimientos Penales, el ministro ponente explicó al Pleno que considera que la revisión de personas y vehículos debe avalarse siempre y cuando exista una “sospecha razonable” de la existencia de un ilícito y no por la apariencia física de una persona.

“La policía, por su propia naturaleza goza imperio, es la fuerza pública del Estado. Sería ilógico pensar, tal y como lo sugiere la accionante, que los agentes de seguridad deban obtener el consentimiento previo de los particulares para realizar estos actos de inspección y, de no conseguirlo, deban retirarse sin más”, indicó.

Los ministros únicamente debatieron al respecto y hasta ahora siete de ellos se pronunciaron por declarar constitucional varios de los artículos impugnados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos.