Se acabó el nerviosismo, se acabaron las ansias y no hubo sorpresas. Finalmente quedaron registrados los candidatos y la candidata que competirán en las elecciones del 1 de julio para la alcaldía de San Cristóbal.

Como se había previsto desde hace meses, el presidente Marco Antonio Cancino González va por la reelección, postulado por el Partido Verde Ecologista de México y seguramente por Nueva Alianza, pues ambos lo llevaron al poder hace casi tres años. Al cuarto para las 12, literalmente, el diputado Hugo Pérez Moreno desistió de participar en la contienda, supuestamente debido a que está impedido legalmente porque su esposa Linda Higuera Gutiérrez es la actual síndica del ayuntamiento.

Aunque hasta hace unos días era menos incierto, también se inscribió Mariano Díaz Ochoa, quien va en busca de su tercer período, pero esta vez por el partido estatal Podemos Mover a Chiapas. Ese es uno de sus puntos negativos, aunque no perdería tanto si en su planilla no es incluida Dulce Gallegos, la esposa del dirigente Enoc Hernández, pues serían muchos votos menos.

Ambos han transitado por otros partidos, pues iniciaron su militancia en el PRI y basan su poder en el dinero y las mañas para obtener votos. La incursión de Díaz Ochoa le encarecerá el voto a Cancino González, pues muchas personas mestizas de la zona urbana afirman sin titubear: Entre Cancino y Mariano, voy con Mariano. Su debilidad estará más en el área rural.

Por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano fue registrado el regidor con licencia Carlos Herrera Hernández, quien se desesperó y renunció a Morena, donde debió permanecer a pesar de todo, en espera de nuevas oportunidades.

Por el desgastado Partido Revolucionario Institucional (PRI) coleto, fue inscrito Edgar Rosales Acuña, quien también ya pasó por el tricolor, el PAN y el PRD, sin mucha pena ni gloria.

Por Morena, en coalición con los partidos del Trabajo y Encuentro Social, fue registrada al final, la regidora Jerónima Toledo Villalobos, la única mujer que estará en las boletas, cuando ya se daba por hecho que sería inscrita la diputada Fabiola Ricci Diestel, quien un día antes del cierre de los registros renunció a 20 años de militancia en el PAN. En este caso habrá que ver qué tanto pesa el factor Andrés Manuel López Obrador, de lo cual depende la candidata, y cómo se resuelve el voto cruzado, si lo hubiera.