El día que Harper Lee fue rechazada

La escritora Harper Lee autora del afamado libro Matar un ruiseñor reveló en una carta que en el año de 1961, la revista Esquire rechazó uno de sus escritos.

“Debo decir que cada vez es más difícil que los artículos de revistas están escritos de una manera diferente que el editor de la revista que está detrás de ti”, escribió la autora originaria de Monroeville, Alabama, a su amigo de Nueva York, Harold Caufield.

Esta es solo una de las seis cartas que fueron donadas a la Universidad Emory por parte de un coleccionista de libros originario de California. Las cartas escritas en máquina abarcan de todo, desde política y literatura hasta religión y citas. También describió los cuidados que le dieron a su padre enfermo, Amasa Coleman Lee, el abogado, y editor dueño de un periódico en el que se basó para crear uno de los personajes más famosos de la literatura estadounidense, Atticus Finch.

“Esta correspondencia de Harper Lee nos da una visión maravillosa sobre su vida durante los años críticos cuando escribió lo que es una segunda novela única”, dijo en un comunicado Joseph Crespino, profesor en Emory y autor del libro próximo a publicarse Atticus Finch: La biografía.

Lee murió en 2016 a los 89 años. Como escribe Crespino en su libro, ella veneraba y se rebelaba al mismo tiempo contra su padre, cuya imagen sagrada es Matar un ruiseñor y la interpretación de Gregory Peck en adaptación cinematográfica de 1962, quedó trastocada por el retrato de Atticus como un reaccionario necio en Ve y pon un centinela.

Matar un ruiseñor le hizo ganar el premio Pulitzer y pasó a convertirse en un clásico de la literatura estadounidense. La novela está inspirada en las observaciones de la autora sobre su familia y sus vecinos, así como en un incidente ocurrido cerca de su ciudad en 1936, cuando tenía 10 años de edad.