El INAH descubre estructura antigua

Una estructura que podría corresponder a un adoratorio prehispánico fue hallada en la ladera oeste del Pico de Orizaba. El hallazgo del sitio arqueológico fue gracias a los trabajos del arqueólogo Ismael Arturo Montero García y especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Se cree que el sitio arqueológico y ceremonial tenía como fin un uso astronómico, como los registrados en el Iztaccíhuatl, el Popocatépetl y el Monte Tláloc.

El INAH informó a través de un comunicado que en la estructura se encontraron materiales cerámicos con formas similares a las de las fases Xolalpan, Metepec y de tipo Coyotlatelco. Hasta ahora el sitio es el más grande de esa cúspide. Se cree que data entre los períodos Clásico o Epiclásico.

Hace más de 10 años, el arqueólogo Arturo Montero vio una fotografía donde se apreciaba una estructura cuadrangular y desde entonces pensó se trataba de un adoratorio prehispánico de los llamados tetzacualco.

En octubre pasado ascendió junto con los investigadores María de Lourdes López Camacho y Osvaldo Murillo, del INAH, y los guías de montaña Rodolfo Hernández, Martín Moreno, Nadia Mota y Ariana Jiménez, a la ladera oeste del volcán en busca de aquello que había observado en la imagen satelital.

María de Lourdes López Camacho, arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia, asegura que en la ladera oeste del volcán la intervención humana es mínima, ya que no está dentro de los recorridos habituales de los montañistas.