Elena Diakonova, la musa de Salvador Dalí
La exposición estará abierta hasta el próximo 14 octubre. Cortesía

“Gala Salvador Dalí” es el fruto de más de cuatro años de trabajo entre Museo Nacional de Arte de Cataluña y la Fundación Salvador Dalí de Figueras, la localidad natal del artista, para reunir más de 300 piezas procedentes de 18 museos y colecciones como el Centro de Arte Georges Pompidou de París o el Museo Dalí de San Petersburgo (Florida, EE. UU.).

La exposición podrá visitarse hasta el 14 de octubre, comprende obras emblemáticas y esbozos de Dalí, pero también elementos de la vida privada del pintor y su pareja, como cartas, postales, fotografías, vestidos u objetos personales de Elena Diakonova, mejor conocida como Gala.

En las salas de la muestra, decoradas con cortinas y un juego de espejos que trasladan al mundo onírico de Dalí, se desvelan escritos de Gala con cierto valor literario, así como imágenes de ella colaborando en el proceso creativo de su pareja. Es “una mujer que se camufla de musa mientras construye su camino como artista, una mujer que sabe consolidar su mito a través de otros”, dijo Montse Aguer, directora de la Fundación Salvador Dalí.

Nacida en Kazán (Rusia) en 1894, Gala se casó en 1917 con el poeta surrealista francés Paul Éluard con quien tuvo una hija, fue amante del pintor alemán Max Ernst y musa de fotógrafos como el francés André Breton o el británico Cecil Beaton. Pero su vida cambió cuando conoció a un joven Dalí en 1929 y se fue a vivir con él, convirtiéndose en una pareja inseparable hasta su muerte en 1982.

“Todos los retratos que hace Dalí de Gala son una performance de Gala”, asegura la comisaria de la muestra, Estrella de Diego, destacando que algunos están firmados como Gala Salvador Dalí.

“Gala tiene mucho más papel en las obras de lo que realmente se le atribuye (...) Colabora, idea y piensa con Dalí” añade.