En Chiapas, 87 mil niños dejaron trabajo infantil

El titular de la Secretaría del Trabajo en Chiapas, Óscar Gerardo Ochoa Gallegos, informó que en el estado, de acuerdo con cifras oficiales, 87 mil niños dejaron la situación del trabajo infantil, lo que representa un 45 por ciento de avance en este tema.

En ese sentido, confió que antes de culminar la actual administración quede inaugurado el Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescente, obra que requirió de una inversión de nueve millones de pesos.

El objetivo de este proyecto es que abogados, personal de trabajo social, psicólogos, representantes de cámaras empresariales y de asociaciones civiles, creen estrategias y políticas públicas para erradicar el trabajo infantil.

Después de Argentina, aseguró, se trata del segundo Observatorio en toda Latinoamérica y el primero en nuestro país, también se busca que haya una interacción con la Federación.

El funcionario estatal explicó que, la operación de este proyecto es de gran relevancia, porque permitirá que los ediles lo utilicen como parte de sus políticas públicas en el desarrollo de su Plan Municipal, para que reducir la problemática de 107 mil niños que aún están en situación de trabajo infantil.

Contexto

Chiapas ha sido reconocido en dos ocasiones por el gobierno federal como primer lugar en la aplicación de estrategias para reducir el trabajo infantil. Ochoa Gallegos aclaró que la dependencia tiene la responsabilidad que las empresas, como personas físicas o morales, no contraten a infantes, la situación de los niños de la calle es otro tema y el enfoque lo atienden otras instancias gubernamentales.

Advirtió que, a quienes contraten a menores de edad, pueden ser acreedores de una multa de hasta cinco mil salarios mínimos o hasta cuatro años de prisión.

Pidió a la ciudadanía denunciar cualquier situación de explotación infantil que observen; se han presentado algunos casos que revisa la autoridad pero, cuando llegar al lugar, ya no existe la evidencia.

El titular de la Secretaría del Trabajo en Chiapas, reconoció que los “focos rojos” están en las empresas agrícolas como el ámbar y en las fincas cafetaleras, por lo que se espera una inspección minuciosa para próximas fechas en estas zonas.

Finalmente, comentó que buscarán que el Observatorio tenga un recurso especial para que pueda operar sin ningún problema y se cumplan las metas.