Dirigentes del Frente de Organizaciones Cafetaleras de Chiapas, urgieron a la Fiscalía General del Estado, agilizar la investigación relacionada con el que denominaron “presunto atentado” que sufriera el presidente de la Federación Unidos Para Estar Bien, Ismael Gómez Coronel y su pareja, la noche del domingo.

El estado de salud del dirigente cafetalero sigue siendo delicado, aunque ha sido cambiado de hospital en tres ocasiones, la última en las últimas horas cuando fue llevado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde se encuentra bajo vigilancia médica, aunque de acuerdo con los médicos no es posible someterlo a una cirugía.

A este se le alojó una bala entre la columna y el pulmón, al ser atacado a balazos cuando llegaba a su domicilio en el ejido Gibraltar del municipio de Huehuetán la noche del domingo, en donde su pareja, también resultó herida de dos balazos en las piernas.

Los representantes cafetaleros encabezados por Noel Rodas Vázquez y Luis Villagrán Pérez, sostuvieron que hasta el momento las autoridades “no han tomado la declaración del agraviado”, considerando que se trata de una negligencia de parte del Ministerio Público.

Se sabe que la camioneta que fue robada en la casa de Gómez Coronel fue encontrada totalmente quemada en un camino de terracería de la comunidad Viva México.

Ante la falta de información sobre el caso, anunciaron que programas una marcha para el 16 de abril que culminará en la Unidad Administrativa del gobierno estatal, para demandar que se investigue a fondo y castigue a los responsables.

En cuanto a la salud de Gómez Coronel precisaron que hasta el momento es delicado y permanece en el hospital del IMSS, aunque en primera instancia estuvo en una clínica particular, después llevado a Ciudad Salud en donde no lo quisieron recibir y en el hospital regional.