Exigen aplicar reglamento de Obras Públicas

Habitantes del fraccionamiento Las Torres, demandaron la intervención de la Secretaría de Obras Públicas Municipales, dado que el Bulevar Tuchtlán de ese fraccionamiento, entre la calle Palenque y Reforma, se ha convertido en un tiradero de escombro de vecinos que remodelan sin permiso, como la cocina económica ubicada en la calle Catazajá número 58.

Tania Gómez, Juan Ramírez y María Flores, denunciaron que se limpió hace un mes la maleza de la calle y se levantó el escombro que estaba tirado, sin embargo la mañana del lunes, albañiles que trabajan en la casa número 58 de la calle Catazajá, obedeciendo órdenes del dueño de la propiedad que abrió dos puertas, de nueva cuenta tiraron el escombro en dicha calle.

“Los inspectores de Obras Públicas pueden verificar que el escombro tirado ayer lunes corresponde a las paredes de la casa verde de la calle Catazajá, que en lugar de pagar un camión para tirar los pedazos de muros que derribaron, se les hizo muy fácil lanzarlo sobre la calle y banqueta transitable, pese a que se le pidió que no lo hiciera”, señalaron.

Los inconformes manifestaron que la limpieza de la calle se realizó contratando a particulares, porque autoridades municipales nunca atendieron la denuncia de que había mucha maleza y la calle se había convertido en basurero, criadero de moscos y tiradero de material de las construcciones vecinas, por lo que exigen que Obras Públicas aplique el reglamento y multe a quienes realizan obras sin permiso.

Los pedazos de pared que fueron derribados y lanzados a la calle son verdes precisamente del color de la casa que se remodela, por lo que ni siquiera pueden negar que lanzaron ahí el material de construcción.