María Luisa Armendáriz Guerra dejó de existir la tarde del domingo pasado en la Ciudad de México, a la edad de 53 años, víctima de una enfermedad que la aquejaba desde hace tiempo. 

Nacida en la ciudad de Comitán de Domínguez, fue hija del exgobernador Gustavo Armendáriz Ruiz y trabajó siempre en el sector cultural. Se especializó en la dirección de proyectos relacionados con la cultura, el desarrollo y el fomento editorial en México, actualmente se desempeñada como presidenta de la Asociación Cultural Na Bolom, Asociación Civil y Casa de la Ciudad, La Enseñanza.

Sus familiares informaron que su cuerpo está siendo velado en la Agencia Funeraria Gayosso Félix Cuevas en la Ciudad de México.

Este martes se celebrará una misa, a las 11:00 horas, y posteriormente el día miércoles trasladarán sus restos a Chiapas.

Emilio Gómez Ozuna, director de La Enseñanza Casa de la Ciudad, informó que su cuerpo será cremado este martes y que sus cenizas llegaran este miércoles a las 11:00 horas a San Cristóbal de Las Casas, a la Capilla del Museo Na Bolom, donde se le rendirá un homenaje póstumo.

Posteriormente y a petición de sus familiares, sus cenizas serán llevadas a la Ciudad de Comitán de Domínguez, lugar donde nació.

Gómez Ozuna dijo estar consternado porque había viajado a la Ciudad México, donde tenía programada una reunión de trabajo con María Luisa para tratar lo relacionado a una exposición que se llevaría a cabo en próximas fechas en el Museo Na Bolom.

“Fue muy triste encontrarla ya durmiendo”, mencionó.

Armendáriz Guerra publicó el libro: Amores de Selva y Sombra de editorial Planeta en marzo de 1997, novela histórica sobre Chiapas. Finalista del premio planeta y del Sor Juana Inés de la Cruz.

Además participó en la compilación Chiapas, una radiografía, compilación sobre la situación de Chiapas tras el alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional del Fondo de Cultura Económica, en mayo de 1994.

Armendáriz Guerra fue presidenta de la Feria Internacional del Libro, FIL, entre otros.