Familia no autorizó usar imagen de Frida
Esta es la versión de la supuesta muñeca en honor de Frida Kahlo. Cortesía

La empresa Mattel hizo oficial este martes, por medio de un comunicado, el lanzamiento de una línea especial de muñecas que incluye a Frida Kahlo, a quien reconoce “por ser un ícono de lucha y perseverancia”.

Sin embargo, familiares de Frida Kahlo “no hemos otorgado ninguna autorización para el uso de la imagen de Frida Kahlo en una muñeca Barbie”, dijo Mara de Anda, sobrina bisnieta de la pintora.

De Anda recalcó que la familia no otorga licencias que no vayan en el sentido del respeto de la imagen de la artista que ellos quieren comunicar. Dijo, además, que desconoce si esta producción fue realizada por Frida Kahlo Corporation, empresa con sede en Miami.

El juguete tendrá un tocado especial, aretes y ropa inspirada en la pintora, mientras que su rostro luce afilado, con labios rojos, ojos de tono más claro y poco vello facial.

En 2005, hace 13 años, se fabricó una muñeca de la creadora, se hizo de vinilo y porcelana, con 50 centímetros de alto, y se distribuyó en México, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Francia y España; entonces se generó un fuerte debate internacional entre especialistas por el uso comercial.

Autoridades en el tema como la crítica de arte Raquel Tibol y Guadalupe Rivera Marín, hija de Diego Rivera, criticaron duramente la decisión de Frida Kahlo Corporation.

En su diario, Frida Kahlo plasmó varias veces su apoyo a la revolución comunista y su aversión a ciertas prácticas de países capitalistas, sobre todo “EU e Inglaterra”.

“No estoy de acuerdo con la contrarrevolución-imperialismo-fascismo-religiones-estupidez-capitalismo y toda la gama de trucos de la burguesía”, escribió en sus memorias. Su pensamiento no ha impedido la “fridomanía”. El fenómeno inició desde los 80, cuando la escritora Hayden Herrera publicó una biografía. “Frida era militante del partido comunista, jamás hubiera querido ser un elemento de comercialización y consumismo en bolsas, playeras o calcetines”, criticó David Martín del Campo, autor de La niña Frida.

Mattel no lo ve así. Explicó que la idea fue honrar a una de las “pintoras más importantes de México”, junto a otras mujeres que pueden inspirar a niñas y mujeres, “como un ejemplo de que siempre puedes alcanzar tus sueños”.