A unos días de iniciarse el nuevo ciclo escolar, las Secretarías de Salud y de Educación, emprendieron un programa de fumigación de todos los planteles educativos de la región del Soconusco y Frontera Sur, para combatir el mosco Aedes Aegypti, transmisor del dengue, zika y chikungunya.

Se trata de fortalecer las medidas preventivas contra esas enfermedades, sobre todo que esta zona es de alto riesgo y es donde se acumula el mayor número de casos, sostuvo el coordinador de Vectores de la Jurisdicción Sanitaria VII, Sergio René Torreblanca López.

En una primera etapa se atenderán 169 planteles educativos, de los cuales 73 se ubican en Tapachula, algunos ubicados en colonias donde se ha detectado la transmisión del dengue en sus diferentes variantes, explicó.

Las acciones en las escuelas son necesarias toda vez que los niños de cinco a 14 años son un grupo vulnerable y ellos pasan cerca de ocho horas diarias en las mismas, por lo que se está atendiendo de forma prioritaria.

Reconoció que “se ha apreciado un incremento de casos de dengue en la población juvenil durante el regreso a clases, de ahí la importancia de atender estas zonas de alta concentración poblacional, tanto centros escolares como edificios públicos”.

Pidió la colaboración de padres de familia y directivos de los centros escolares para que, conjuntamente con la fumigación, se efectúen otras acciones como la descacharrización y eliminación de criaderos tanto en las instalaciones educativas como en sus viviendas.