Angélica María comprende el anonimato de varias denunciantes mexicanas en el movimiento #MeToo, al considerar que muchas aún tienen miedo.

“Hacía falta poder denunciar, la gente no lo hacía y se quedaba callada, era tabú, las discriminaban por haber sido abusadas y ahora sí se apoyan más, o al menos así debería ser”, señala.

“(El anonimato) es porque creo se apenan y todavía hay discriminación y tienen miedo de que les vayan a hacer algo más”, comenta.

La actriz e intérprete de “Eddy, Eddy” y “Johnny el enojón” afirma que en su carrera jamás experimentó abuso o violencia hacia ella. “Afortunadamente no, pero entiendo que es difícil una carga de esas, es mucho más por la desconfianza, el temor y la rabia”, explica.

Angélica María y su hija, Angélica Vale participarán el próximo lunes en una función única de Monólogos de la vagina en el Teatro Libanés.