Tras más de 10 años fuera de Televisa, Niurka prepara su regreso con la serie de comedia Alma de ángel, un proyecto que, dice, la tiene emocionada porque conserva su esencia y además el cielo y el infierno se disputarán el alma de su personaje.

“Es una historia muy padre, una mujer fallece pero apenas ahí empieza su aventura, con estas experiencias de estar en el limbo entre el arcángel, el demonio y sus obsesiones. Iniciando la serie ella no sabe de qué ni por qué se murió”, señaló.

La cubana aseguró que para volver a televisión no tuvieron que convencerla de nada, solo se le acercaron los ejecutivos y productores que trabajan con Clemesha, le preguntaron qué es lo que le gustaría hacer y coincidieron en que esta serie con la que la gente pudiera reírse era la opción.

En este tiempo de ausencia, dijo, no extrañó para nada la fábrica de sueños, pero sí la llena de gusto volver. “Vengo haciendo ‘realities’ y televisión en otros lados del mundo pero marca la diferencia porque es un formato muy particular el de Televisa, me encanta, es el formato en el que yo me inicié, donde yo aprendí e hice cimientos; claro que hay nervios”, destacó.

En esta serie Niurka compartirá créditos con Raúl Araiza y Verónica Jaspeado. En el primer episodio, cuando Alma muere, comienza una disputa porque, en vida, Alma no fue ni tan buena ni tan mala; una diabla y un ángel harán hasta lo imposible por sumarla a sus filas. El ángel será Alex Marín, Verónica será la diabla.