Kate del Castillo deslumbró en la premier de la segunda temporada de La Reina del Sur y reconoció que percibe “una analogía muy fuerte” entre ella y Teresa Mendoza.

La intérprete, que siempre se ha caracterizado por encarnar a personajes potentes y de gran personalidad, considera que es “especial” retomar el papel de Mendoza en un momento en el que el fenómeno #MeToo está en boca de todos. “Para mí significa muchas cosas porque es un personaje que me ha cambiado toda la vida”, reconoció.

“Tiene un componente social muy fuerte que tiene que ver con México y la política, pero especialmente por lo que pasó conmigo”, indicó en referencia al polémico episodio de su vida relacionado con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Rodada en ocho países, el regreso de La Reina del Sur retoma la historia de la poderosa narcotraficante Teresa Mendoza ocho años después de desaparecer gracias al programa de protección de testigos de Estados Unidos, todo ello tras hundir al candidato presidencial mexicano Epifanio Vargas.

Ahora lleva una vida en total anonimato en Italia como María Dantes, mientras cría a su hija Sofía en la villa toscana Massa Marittima. Sin embargo, su vida dará un giro inesperado y tendrá que hacer todo lo posible por recuperar su antiguo trono.

Del Castillo comentó que se ha tardado tanto tiempo entre la primera temporada y ésta precisamente porque ella quería esperar a que el escritor español publicase un segundo libro y es por eso que hay un espacio de ocho años.