Sergio Mayer no quiere recortes a cultura
El diputado federal Sergio Mayer, en su oficina, durante la entrevista con La Jornada. Cortesía

Los primeros seis meses del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en materia de cultura, no han sido fáciles, reconoce el legislador Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados.

Sobre todo respecto de la política de austeridad, añade en entrevista con La Jornada, ‘‘pues si bien tenemos que respetarla porque se trata de la política pública del presidente, hay que defender las industrias creativas y culturales”.

Mayer considera que los legisladores se encuentran ‘‘entre la espada y la pared, tratando de hacer ver al Ejecutivo y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que los recortes a la cultura no generan ahorro, por el contrario, no son buenos.

‘‘La cultura es un factor multiplicador de la economía y de los ingresos. Mientras más se invierta en cultura, en ciencia, tecnología y educación vamos a tener mejores mecanismos de ingresos, mejores trabajos y oportunidades para los jóvenes, y ello va a detonar la economía”, agregó.

El legislador no comparte la idea de que ya no existirán recursos destinados a la cultura etiquetados por la Cámara de Diputados en 2020, como señaló a este diario el director general de Promoción y Festivales Culturales de laSecretaría de Cultura federal, Pablo Raphael de la Madrid (La Jornada, 10/6/19).

¿Los etiquetados pertenecen a un proceso del pasado?, se le preguntó. “Esperemos a ver qué pasa —responde Sergio Mayer—, pues esperamos que entiendan que es importante que haya un equilibrio entre el Ejecutivo y el Legislativo para que podamos fortalecer y favorecer otros proyectos, otros municipios y otros estados; de eso se trata, de que el Legislativo pueda mediar.

‘‘Cuestionaron mucho (los etiquetados), decían que solo se apoyaban los proyectos del estado o del distrito del legislador que presentaba la propuesta y pues sí, de eso se trata, de que cada diputado haga las gestiones necesarias para, literal, llevar agua a su molino; eso no está mal, aunque somos diputados federales buscamos siempre beneficiar a todas las áreas, a todos los distritos y municipios de una manera equitativa y correcta.

‘‘De un año a otro, de una administración a otra, cambian las reglas de operación y la forma en que se dispersa el dinero y los programas; entonces, todo puede pasar”.