Los editores que llegarán a la edición 40 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, que se realizará del 21 de febrero al 04 de marzo, con Nuevo León como invitado de honor, lo harán con el conocimiento de que durante 2018 el encuentro editorial sufrió un decremento en sus ventas de un 2 por ciento con respecto al año anterior.

Pero también llegarán con la certeza de que enfrentan un panorama complicado, pues, dijo a decir de Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) los editores mexicanos están en un ambiente complicado de pocos recursos, en una sociedad que está en crisis, aunque puntualizó que “no es generada por este gobierno”.

Tras señalar que según datos presentados por el presidente de la Caniem, dados a conocer este mediodía durante la conferencia de prensa, el editor reconoció: “Según nuestras cifras, dadas por 150 editores, vendió 18 millones 300 mil pesos en términos de libros, más o menos un millón 100 mil en otras cosas que no son libros, lo que representa alrededor de 123 mil ejemplares”.

Ante esa situación de crisis y ambiente de pocos recursos, reconoció que sí se hace difícil que la gente compre libros. Durante la presentación de la Feria de Minería, que contará con un programa de unas mil 400 actividades, de las cuales 788 serán presentaciones editoriales, salió el tema del anuncio que hizo Paco Ignacio Taibo II de que tendrán un solo pabellón para el Fondo de Cultura Económica (FCE), Educal y la Dirección General de Publicaciones.

Fernando Macotela, director de la Fería de Minería, aseguró que una vez que Paco Ignacio Taibo II vea la importancia que tiene el encuentro en cuanto a ventas, “tal vez cambie de idea”. Y agregó que “él está entrando, tiene muchos proyectos y todos sabemos que cuando llegamos a un trabajo imaginamos muchas cosas, y luego la realidad no nos permite hacerlas todas y confío que todos sus buenos propósitos los lleve lo más lejos posible, porque ha sido un enérgico difusor de la cultura”.

En tanto el nuevo encargado de despacho del Fondo de Cultura Económica se da cuenta de las ventas que se pueden generar manteniendo el stand del Fondo y el stand de la Secretaría de Cultura, Macotela informó que será la Universidad Iberoamericana la que ocupe el espacio que antes tenía la Secretaría de Cultura.

En la conferencia de prensa, Carlos Anaya fue cuestionado sobre el abaratamiento de los libros que propone Paco Taibo, dijo que el Estado tiene recursos y al FCE se le asignan recursos, por lo que no tiene por qué tener los mismos precios que los del mercado.

“Me parece que el proyecto de hacer libros más baratos está muy bien, pero hacerlo no es un tema de voluntad y pensemos que si hay esta posibilidad es porque atrás está el apoyo del Estado”, y agregó que construir colecciones como las que plantea Paco, de 10 o 15 pesos está muy bien, pero el tema es dónde se van a vender. “¿En las plazas públicas? Está bien, pero esas son campañas, lo que necesitamos son espacios permanentes” dijo.