Hay proyecto para resolver los problemas de Tuxtla

El candidato a la presidencia de Tuxtla Gutiérrez, Carlos Penagos Vargas, presentó a la planilla que le acompañará en la alcaldía en caso de que el voto le favorezca el 1 de julio, para atender los principales problemas que aquejan a la capital de Chiapas.

Dentro de los nombres como regidores y síndicas destacan: Berenice Guadalupe Santiago, Mercedes León, Adriana Guillén Hernández, Marisol Jiménez, Esperanza Borges, Gustavo Cervantes, Lucía Orantes, Sergio Rayo e Iván Sánchez.

A pesar de las diferencias políticas que hay en la actualidad, dijo, Tuxtla se mantiene firme y con unidad, elementos básicos para sacar adelante todas las actividades programadas.

Penagos Vargas aseguró que cuenta con los proyectos necesarios para atender los principales problemas que enfrenta la ciudad; por ejemplo, en cuanto a las condiciones actuales en las que se encuentran las calles, destacó que buscará que el material lo ponga el ayuntamiento y en las colonias principales, la población apoye con la mano de obra.

Puntualizó que se le apretará “el cinturón a Proactiva” con el número de camiones, barredoras y horarios, para que las calles de la ciudad estén limpias.

El abanderado por parte de los partidos políticos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza y Chiapas Unido, aclaró que sí investigará el manejo de las administraciones pasadas y se aplicará la Ley a quien cometió actos de corrupción, sin importar el nombre.

Aseguró que se harán trabajos de mejoramiento urbano en la parte central de Tuxtla, donde hay formas de gestionar los recursos económicos que se requieran.

Sobre la violencia que hay a nivel nacional en contra de los candidatos, aseguró que la planilla que forma parte de su equipo son personas honestas y no hay temor de que reciban agresión alguna, por lo que continuarán el recorrido en las calles de Tuxtla.

Finalmente, Penagos Vargas se pronunció respetuoso de las inquietudes que tiene el magisterio; sin embargo, lamentó el daño económico que se propicia a los empresarios, que son los que generan empleos.