La familia al poder

Buenos días Chiapas. . .Hablábamos ayer de la triste realidad que vive el estado por el ancestral cacicazgo que cada tres años políticamente se hace presente en las elecciones municipales, donde las mismas familias se rolan la Presidencia Municipal para seguirse enriqueciendo y que nadie de sus parientes más cercanos queden pobres, valiéndoles un cacahuate las necesidades del pueblo y la pobreza en que viven los municipios.

La ausencia de leyes que prohiban rolarse las alcaldías a las familias, las componendas de los propios políticos estatales y municipales, la corrupción que está por encima de las leyes, la falta de cultura política de la ciudadanía y la pobreza extrema que la lleva a vender su voto con el mejor postor, son algunos de los obstáculos que no permiten la democracia, la pluralidad y el rol de las alcaldías entre los actores políticos de los diversos colores, condiciones económicas y sociales.

Ayer mi amigo, colega y compañero de páginas Rafael Victorio Ruiz nos daba otras pruebas del cacicazgo político municipal del que ya hemos hablado en otras entregas. Matilde Espinosa Toledo, quien es protegida por autoridades aun cuando tiene cuentas pendientes con la justicia del fuero federal y común, cuyo esposo fue acusado alguna vez como presunto responsable de vender actas de nacimientos a extranjeros como titular del Registro Civil en Suchiate, buscará ser diputada local por el Distrito 24 de Cacahoatán por el PRI, PVEM y Nueva Alianza.

“La Loba”, como es conocida en el municipio de Suchiate, no sabemos si por el parecido de La Loca con el Coyote, pidió licencia a la Presidencia Municipal para buscar impunidad en lo que se realiza una auditoría a su (des) administración (si es que no la protegen); aspiraciones que son legítimamente aceptables porque al parecer no hay antecedentes penales después de que fuera detenida por elementos de la PGR por presuntos delitos electorales.

Pero sí sería lamentable que haciendo uso de su cacicazgo en el fronterizo municipio, pudiera meter las manos para dejar como próximo alcalde a su cuñado Javier Cruz Aguilar que la buscará por el Partido Chiapas Unido, propiedad del también cacique de La Concordia, Miguel Ángel Córdoba Ochoa, aunque el ambicioso “lobezno” cuñado Cruz Aguilar, ya fue munícipe y no dejó muy buenos recuerdos a la ciudadanía.

A decir de Rafita Victorio en Tapachula tampoco se cuecen habas, porque el diputado federal con permiso Enrique Zamora Morlet es candidato a la alcaldía “huacalera” por el PRI, PVEM, Nueva Alianza, Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido; aspiraciones que también son muy legítimas porque se supone que cumplen con los requisitos partidarios, con las leyes electorales y demás que exige la Constitución Política Local.

El suspirante Zamora Morlet es esposo de la actual regidora Guadalupe Pacheco, mientras que como candidata a síndico lleva a Aida Flores Vázquez, hija de Rosario Vázquez Hernández, quien ahora es la síndico en funciones con “el Toro” y por si algo faltaba, es pareja del actual regidor Rogelio Marroquín Castillo; así que no habría ningún problema para esas familias porque seguirían viviendo del erario público y los demás políticos nomás “milando como el chinito”.

Pero ahí no para la cosa en la tierra huacalera, porque el Partido Morena lleva como candidata a síndico a una dama que lleva por nombre Rosy Urbina, quien actualmente es regidora en el Ayuntamiento; mientras que como candidato a diputado local por el XIX Distrito va don Andrés Sánchez de León, quien a su vez es hijo de la actual regidora priista de la misma comuna por el PRI, Alba Rosa de León Espinosa.

Pero si usted cree que ya es todo, está muy equivocado. El Partido Podemos Mover a Chiapas, en su planilla para la alcaldía de Tapachula lleva como candidata a síndico a Judith Liliana Morales Ramírez, que actualmente es regidora por ese mismo instituto político; así que únicamente cambiaría de champa, aunque con mayor sueldo y mayor responsabilidad si los morados ganaran la elección municipal.

Cómo diablos quieren que no se encabrite la gente, si se inscriben a un partido para buscar chamba en las presidencias municipales o formar parte de los aspirantes a puestos de elección popular, pero cuando llega la selección de candidatos ni los pelan porque la familia caciquil se adueña de los espacios, aunque en Tuzantán los fundadores del partido Morena tomaron la determinación de borrar las letras y el color que tenían las oficinas del instituto político propiedad de ya saben quién, argumentando que los traicionó prefiriendo a otro aspirante contrario al que ya tenían con muchas posibilidades de ganar.

Esto apenas empieza, conforme se vayan acercando las fechas fatales veremos más deserciones de gente inconforme que perdió la confianza en sus dirigentes por preferir a otras personas para los cargos de elección popular contrarias a quienes han estado trabajando por siempre en un proyecto político municipal; seguramente que estas deserciones beneficiarán o afectarán a los partidos políticos por no medir las consecuencias de sus actos, dejando fuera a su militancia y poniendo a externos o perdedores además de permitir los cacicazgos en la mayoría de los municipios chiapanecos.

Todo este chirmol debiera ser tomado en cuenta por la ciudadanía, decidir acertadamente por el mejor proyecto para las presidencias municipales y agarrar el dinero, despena, láminas, cemento y todas esas cosas que regalan en épocas electorales, pero sin comprometer el voto para que llegue alguien que quizá no cumplirá sus promesas de campañas y robará, porque eso es lo que únicamente les importa.

Done su sangre. Hoy por ellos, mañana por usted; nadie sabe cuándo la necesitará* * *Coopere con la Cruz Roja, algún día lo ayudará* * *Nos vemos y escuchamos por TVO Cuarto Poder de lunes a viernes de 9:00 a 10:00 de la mañana por www.cuartopoder.mx.

La pregunta del día

¿Defenderán su voto los ciudadanos para que las familias caciquiles no sigan en el poder?