Ayer, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), arrancó su “Programa de Verificación y Vigilancia Regreso a Clases y Escuelas Particulares 2018”, en todo el país.

El organismo explicó que hasta el 9 de septiembre próximo, se verificarán giros comerciales como papelerías, librerías, zapaterías, venta de uniformes, telas, tiendas especializadas en equipos de cómputo y autoservicios papeleros, entre otros, además de proveedores de servicios educativos particulares en los niveles de preescolar, primaria, secundaria, medio superior y superior.

Esto, con el fin de garantizar que los proveedores cumplan con lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor y los productos y servicios reúnan las especificaciones establecidas por las Normas Oficiales Mexicanas aplicables.

La Procuraduría encabezada por Rogelio Cerda Pérez, detalló que se vigilará que los proveedores exhiban precios y tarifas, que los respeten, que haya entrega de comprobantes, que se cumplan las promociones y ofertas.

Términos

Así como que la información que se brinde al consumidor sea clara y veraz, que se respeten los términos y condiciones, así como las garantías ofrecidas, y que no se condicione la venta de productos, bienes o servicios.

La Procuraduría Federal del Consumidor explicó que cuando se estime necesario por la naturaleza o características de los establecimientos o tipo de comercio, se reforzará de manera clara, visible y suficiente, la información sobre precios y tarifas, con la colocación de preciadores, para que los consumidores cuenten con elementos que les permitan tomar decisiones conforme a los giros comerciales a verificar.