El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que en las elecciones del próximo 20 de mayo, en las que buscará la reelección, el país decidirá si continúa siendo una patria libre o cae en las garras del imperialismo.

“El domingo 20 de mayo se va a determinar si Venezuela continúa siendo una patria libre, independiente y en paz o si cae en las garras de los gringos y se convierte en colonia gringa”, señaló Maduro al continuar su campaña por la reelección en la sureña región de Apure.

En un discurso ante un numeroso grupo de simpatizantes en la ciudad de San Fernando, el mandatario aseguró que hará respetar el resultado de las elecciones, ante la amenaza de varios países de desconocerlos, y puntualizó que “Venezuela no acepta órdenes del extranjero”.

Maduro dijo que los venezolanos deben salir a votar por el bien de la patria, luego que varios países, entre ellos Estados Unidos, advirtieron que no reconocerán las elecciones por considerarlas fraudulentas.

Tras negar presuntas versiones de fuentes estadounidenses de que Venezuela suspendería los próximos comicios, Maduro insistió en que “el 20 de mayo llueva truene o relampaguee, el pueblo saldrá a elegir presidente de la república bolivariana de Venezuela”.

Al igual que en cada parada que ha hecho en su campaña proselitista, Maduro expresó seguridad y confianza en su triunfo electoral para un nuevo periodo de seis años al frente del gobierno.

Asimismo, el gobernante afirmó que su rival opositor Henri Falcón es el “candidato de la embajada gringa” y que incluso ha manifestado que si gana la elección le va a entregar el país al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Falcón sólo cuenta con el apoyo de tres pequeños partidos, ya que la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) se retiró de las elecciones por considerarlas fraudulentas y llamó a la abstención.