Jóvenes y adultos que no saben leer ni escribir por temor a ser juzgados no se acercan a los centros de estudios del Instituto Chiapaneco de Educación para Jóvenes y Adultos (Icheja), por lo que rechazan las campañas de alfabetización que se imparten con la finalidad de atender el rezago educativo, señaló el titular de la institución en Tapachula, Romeo Cruz Becerra.

“Existe un compromiso de esta institución con la sociedad, se trabaja para ayudar a las personas que por situaciones diversas no acudieron a centros de estudios y viven en el analfabetismo; es difícil vencer la apatía y el desinterés de este sector sin embargo se avanza poco a poco”, afirmó el funcionario.

Indicó que las campañas y programas de alfabetización han tenido resultados significativos; en estadísticas del 2017 se logró alfabetizar a dos mil 775 adultos, se entregaron dos mil 738 certificados de primaria y tres mil 945 de secundaria.

Sin embargo, “es la falta de voluntad la que no deja que más chiapanecos se alfabeticen”.

Señaló que uno de los principales retos a los que se enfrenta la educación en el estado es que al llegar a los 50 años, los adultos se muestran renuentes al aprendizaje, por lo que se centran en alfabetizar a la población que oscila entre los 15 y los 47 años.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 52% de la población de 15 años y más forma parte del rezago educativo en la entidad, por ello el Icheja ha implementado diversas estrategias para combatir tanto el analfabetismo como el rezago educativo.