Aquel que quiera encasillar a Juanes como un artista pop e incluso piense que es un músico que cambió el rock por el éxito, está muy equivocado. Al menos eso es lo que dice Juan Estaban Aristizábal Vásquez (nombre real del músico), quien asegura que él es mucho más que una sola clase de artista, es un ser multifacético que lo mismo toca rock, pop, funk que vallenato si así lo quiere.

“Yo canto las canciones no porque quiera ganarme a la gente, las canto porque han influido en mi vida. Pienso que lo importante es que un artista haga lo que le nazca, para mí son como distintas facetas de mi carrera”, explica el medellinense.

Para el músico, quien hace unas semanas estrenó su nuevo sencillo “Pa’ dentro”, en el que juega con los sonidos urbanos, ningún artista debería tener miedo a este género, mucho menos debería estereotiparlo o mirarlo mal, para él simplemente es un género más y como tantos, está hecho para disfrutarse y bailar, sin una pretensión más.

Aunque afirma que la canción ha sido bien recibida por sus fans, también admite que habrá a quien no le guste, porque piensa que eso no es normalmente lo que él hace o que incluso está traicionando su escénica. Sin embargo, el cantante de 46 años dice que con las décadas que lleva en la carrera ha aprendido a tomarse las críticas con más calma y estar relajado ante los haters.

Junto a su nuevo sencillo y un álbum próximo a estrenarse, Juanes inicia una nueva gira, una en la que mezcla su pasado, aquel que inició con la banda de metal llamada Ekhymosis, hasta sus primeros trabajos como solista.

Ahora que el reguetón se ha apoderado de las estaciones de radio y los charts del mundo, el intérprete de “A Dios le pido” no lo ve con malos ojos, incluso alaba que el género crezca, pues considera que eso hace que también madure y se perfeccione. Cuando él empezó a mediados de la década de los 80, agrega, quizá hubiese sido imposible imaginar hasta dónde llegaría la música hecha en Colombia.