De acuerdo con la revista OK!, el romance de más de tres años de Katie Holmes y Jamie Foxx llegó a su fin, pocos meses después de que finalmente confirmaron a través de fotos que estaban juntos.

Según la prensa estadounidense, fue Katie quien decidió desconectarse del actor y cantante. Según la revista, “ellos no pudieron ponerse de acuerdo sobre cómo manejarían su relación a la vista del público”.

Una fuente del tabloide afirma que después de que aparecieron las fotos de los dos caminando en la playa, tomados de la mano en septiembre de 2017, “Katie supuso que finalmente estaban listos para un nuevo capítulo”, pero Jamie todavía parecía reacio a mostrarle al mundo cuánto le importaba.

Humillada

“La gota que colmó el vaso para Katie fue cuando descubrió que Jamie se llevó a su ex Kristin Grannis, madre de su hija menor, a almorzar en Los Ángeles el 17 de febrero, después de pasar el Día de San Valentín con ella. Katie se sintió humillada cuando vio las fotos de Jamie y Kristin. Decidió que con él no tendría el futuro estable que ella imaginaba para ella y Suri (su hija)”, aseguran.