Además de darle fama, sus escándalos han puesto contra la pared a la conductora Laura Bozo. Esto lo dio a conocer la propia Secretaría de Gobernación, al señalar que analiza la petición para expulsar a la peruana de México.

De acuerdo con un dictamen publicado en la Gaceta Parlamentaria, la citada Secretaría realizará un seguimiento exhaustivo sobre el contenido del programa “Laura” con la finalidad de evitar que se ponga en peligro al integridad, dignidad y derechos de los niños y adolescentes.

La alerta surgió luego de que se denunciara la mediocridad, falsedad, amarillismo y acciones denigrantes que los participantes realizan en el programa, que además es transmitido en horario inapropiado. De encontrar pruebas en su contra, el gobierno mexicano podrá sancionar a Laura y de no corregir las faltas, amparado por el  artículo 33 constitucional, las autoridades podrán expulsar del territorio nacional a la conductora de 63 años, pues pone en peligro, de forma individual o colectiva, la vida, dignidad y los derechos de infantes y adolescentes.

A pesar de la llamada de alerta, la peruana no ha revirado esta información.