Liberación acabaría con conflictos y monopolios

Ante la problemática que ha generado la alta demanda de concesiones, así como la presencia del transporte irregular, este último ha derivado en enfrentamientos y hasta la muerte de personas, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Congreso del Estado, Marcelo Toledo Cruz, opinó que la liberación del transporte público podría ser una opción para frenar los problemas sociales en el rubro en Chiapas.

Recordó que se trata de un tema que tendría que ser abordado por el titular del Poder Ejecutivo en su momento, pero también de la Comisión que integrarán los legisladores en la siguiente semana.

Consideró que el transporte es un fenómeno que habla de mucha corrupción en todos lados, “de pulpos del transporte, hace un mes estuve en una reunión con transportistas donde mencionaban que una sola persona tenía hasta 500 permisos para vehículos”, agregó.

“Se les va a pedir que se apliquen con todo, precisamente, para evitar este tipo de enfrentamientos”, agregó. Puntualizó que sí se debe revisar el tema, porque hay organizaciones sociales que tienen monopolizado el transporte en varios municipios de Chiapas.

A nivel nacional, el tema de la liberación del transporte público ha sido abordado en diversos congresos estatales del país, como ha sido el de Sinaloa, donde el legislativo de esa entidad, aprobó el año pasado.

No sería la primera vez que un Congreso estatal abordaría el tema de la liberación del transporte en sus diversas modalidades, pues en 2017, diputados del estado de Sinaloa, aprobaron una reforma a la Ley de Tránsito y Transporte, que permitió liberar el sector en diversas modalidades.

La demanda de nuevas concesiones en el transporte público y la negación de éstas por parte de las autoridades, ha provocado el surgimiento de unidades que dan el servicio de manera irregular en gran parte del estado.

Detrás del transporte pirata, se encuentran las organizaciones sociales, quienes prácticamente han acaparado este sector, al grado de desatar enfrentamientos con concesionarios organizados en diversos municipios.

El saldo de todo esto, ha sido de unidades incendiadas, retenciones, así como enfrentamientos que han dejado como saldo a varias personas heridas.

Se estima que en Chiapas aproximadamente 20 mil unidades operan de manera irregular, tan sólo en Tuxtla Gutiérrez, circulan más de mil 300 vehículos piratas en diferentes modalidades.

El propio secretario de Transporte, Álvaro Robles Cameras, ha señalado que no existe ninguna autorización para otorgar nuevas concesiones en el estado de Chiapas.

Pese a ello, los problemas que se están derivado en el sector por la presencia del transporte piratas así como el acaparamiento de concesiones por parte de líderes, está agravando los conflictos sociales en el estado que merman la paz y la tranquilidad en varios municipios del estado.