La parroquia de San Agustín, perteneciente a la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, lleva a cabo una colecta económica para la reconstrucción de la iglesia que resultó dañada durante el sismo de 8.2 grados ocurrido el 7 de septiembre del 2017 en el centro y sur del país.

Mediante un comunicado firmado por el párroco Francisco Javier Reyes, se exhortó a la población católica y a las personas de buena voluntad a cooperar para el arreglo del edificio.

Señala que el templo es un monumento histórico que le da presencia y prestigio al municipio que desde el sismo de septiembre ha estado cerrado por los daños registrados, siendo los más graves en la parte frontal, entre otros, que no son estructurales.

En el escrito se aclara que los templos son propiedad de la nación, por tanto es el Gobierno Federal el que tiene que ver por la reparación de estos daños.

“Por el sismo de septiembre en nuestro estado resultaron dañados alrededor de 70 templos y edificios con valor histórico. En ese mes hubo otros sismos en la zona centro del país, los cuales dañaron más a los monumentos históricos, que fueron alrededor de dos mil”.

El documento menciona que esto y otros motivos han hecho que los recursos y los trabajos de reconstrucción no estén bajando para estas obras y no haya certeza de cuándo bajarán.

“En nuestra población se ha estado moviendo la inquietud de que el pueblo haga un esfuerzo para reconstruir el frente del templo”, precisa el comunicado.

Por lo anterior “se comunicaron con la constructora que tiene asignada esta obra y dijeron que con 300 mil pueden hacer los trabajos de reconstrucción del frente del templo, esperando los recursos del Gobierno Federal para realizar el proyecto completo de restauración del templo parroquial que tiene una estimación de un millón 600 mil pesos, más o menos”.

Por ello están acudiendo a la población para invitar a los católicos y personas de buen corazón a dar su generosa y voluntaria cooperación para ver que sea posible la realización de la reconstrucción del frente del templo parroquial, por lo cual el personal de la Parroquia pasará a los domicilios.