Locatarios del mercado se enfrentaron a elementos de Tránsito Municipal, al tratar por todos los medios de evitar que a uno de sus clientes fuera infraccionado mientras compraba sus provisiones. Con sus cuerpos y un vehículo retuvieron una patrulla y pelearon hasta lograr que le devolvieran la placa al cliente.

Ayer por la mañana, Francisco González llegó en su camioneta de la marca Ford tipo Windstar, dejándola estacionada en la inmediaciones del mercado mientras se surtía de mercancía en el interior del sitio comercial.

Al estar comprando se percató de que un elemento de Tránsito estaba quitando una placa a su camioneta, por lo que dejó sus compras para saber el porqué se la quitaban.

Los locatarios del mercado, indignados porque ya son muchas ocasiones que pasa lo mismo con sus clientes, se juntaron para apoyar al hombre, quien no logró convencer al elemento de que sólo sería por unos momentos.

Algunos procedieron a retener la patrulla de Tránsito, bloqueándole la salida hasta que fuera regresada la placa a su propietario, en tanto, el quejoso también bloqueaba con su camioneta sobre la calle Margarita Maza de Juárez, donde por unos minutos sostuvieron una fuerte discusión con los elementos de Tránsito que arribaron al lugar, quienes pidieron al infraccionado que fuera por su placa.

Los locatarios abundaron que estos problemas no estarían ocurriendo si el estacionamiento del mercado se hubiera construido, pues explicaron que cuando se reconstruyó el mercado faltó la construcción del estacionamiento que beneficiaría a esta central de abastos; sin embargo, han pasado nueve años y no se ha construido, lo que genera inconvenientes para los clientes que son infraccionados por estacionarse en las calles aledañas y en espacios reducidos.

Finalmente, las autoridades de Tránsito Municipal devolvieron la placa a su propietario.