Un estudio del Senado de la República reveló que en el país, 27.7 porciento de las mujeres de 20 a 49 años de edad que habitan en las regiones más pobres, se casó o unió antes de los 18 años, es decir siendo niñas o adolescentes.

Matrimonios de este tipo, agrega la investigación, vulneran los derechos a la salud de las niñas y las adolescentes, a la educación, a su bienestar y a disfrutar su infancia.

De acuerdo con el estudio Matrimonio infantil y uniones Tempranas en México, realizado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado, se expone que las niñas y adolescentes de las regiones más pobres del país, se ven más afectadas por el matrimonio infantil y las uniones a temprana edad.

Subraya que la región sur del país es donde se concentra la mayor proporción de población que vive en condiciones de pobreza y tiene los índices más altos de matrimonio infantil.

Encuesta

Con base en datos de la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres (ENIM 2015), 27.7 por ciento de las mujeres de 20 a 49 años que habitan en esta región, se casó o unió antes de los 18 años de edad y casi 19 por ciento de las adolescentes entre los 15 y 19 años de edad estaban ya casadas o unidas con una pareja.