Miles de profesores toman la alcaldía
Maestros de la Sección VII del SNTE tomaron la alcaldía y condenaron la actitud represora de Pablo Salazar. CP

PUBLICADO EL JUEVES 5 DE DICIEMBRE DE 2002En su tercer día de movilizaciones sociales, maestros agremiados a la Sección VII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) tomaron este miércoles las oficinas de la Presidencia Municipal de San Cristóbal de Las Casas.

En protesta por la acción de desalojo que ejerció este martes el Gobierno del Estado en contra de maestros que mantenían un bloqueo en el tramo Tuxtla-Cintalapa, unos 3 mil maestros, de los 18 municipios de la región Altos, realizaron una marcha y se posesionaron de la alcaldía.

José de la Torre Vázquez, coordinador regional de los Altos de la Sección VII, explicó que la decisión de tomar la Presidencia Municipal es “para exigir la libertad de cinco compañeros que fueron detenidos este martes en el desalojo de la Policía Sectorial”.

Loso docentes calificaron de represor al gobernador Pablo Salazar y dijeron que el Gobierno actual ha sido peor que el de Patrocinio González Garrido y Roberto Albores Guillén. “Repudiamos la actitud de este Gobierno represor”, declaró en entrevista José de la Torre.

“El Gobierno de Pablo Salazar no ha escuchado ni nos quiere escuchar, al contrario nos ha golpeado con sus policías, eso al magisterio nos ha enojado y desde anoche que nos establecimos en una reunión de secretarios generales acordamos esta nueva etapa”, manifestaron.

Con mantas y pancartas en contra de Pablo Salazar, denunciaron: “hoy el Gobierno nos está dando garrotes en vez de respuestas favorables a las demandas de la sociedad, porque en estos momentos no estamos exigiendo incremento salarial, menos aumento a días de aguinaldo”, señalaron.

Las demandas de los maestros son de carácter social porque exigen de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y del Gobierno Federal un presupuesto arriba del ocho por ciento del Producto Interno Bruto al sector educativo para beneficiar a los niños y jóvenes. El pasado lunes y martes también hubieron bloqueos.