Muere fotógrafo que inmortalizó a Picasso
El profesional de la lente murió a consecuencia de una neumopatía. Cortesía

El fotógrafo estadounidense David Douglas Duncan, célebre por sus imágenes de guerra y por haber inmortalizado a Picasso, falleció a los 102 años en el sureste francés, donde vivió una estrecha amistad con el artista español.

Douglas Duncan murió como consecuencia de una “neumopatía, rodeado de sus allegados”, indicó el director del Museo Picasso de Antibes (sureste), Jean-Louis Andral.

El fotógrafo, conocido por sus iniciales DDD, entró en contacto con Picasso en 1956, pero fueron amigos hasta su muerte en 1973, una relación que se mantuvo luego con su viuda, Jacqueline.

“Douglas Duncan venía de un viaje de Afganistán. Pasó por Cannes y fue a ver a Picasso por recomendación de Robert Capa. Su esposa le abrió la puerta y le dijo que entrara.Picasso estaba en la bañera y Douglas Duncan le preguntó si podía ir a buscar su cámara”, dijo Andral.

Así nació una amistad y la primera de muchas fotografías, explicó a la AFP Silvia Domènech, responsable del Centro de Documentación del Museo Picasso de Barcelona.

“Creo que le intrigué (a Picasso). Había llegado con un Mercedes 300 SL, con las puertas que se abren como alas de mariposa. Respetaba mucho a quienes como yo habían conocido los horrores de la guerra”, explicó el fotógrafo en una entrevista con el diario francés Le Figaro en 2012.

Uno más de la familia

El fotógrafo se convirtió en un inquilino más de la casa familiar, si bien no se comunicaban mucho entre ellos, sobre todo al principio “porque Picasso no hablaba inglés y Douglas Duncan apenas español”, dijo Domènech.

Picasso tuvo varios fotógrafos, pero lo que “caracterizó a Duncan es que se concentró más en la vida cotidiana”, lo que le permitió retratar desde su manera de trabajar hasta sus actividades rutinarias, como comiendo un lenguado o bailando, añadió.