Mujeres al grito del siglo XX

¿Qué tienen en común Carmen Mondragón, Elena Garro, Guillermina Bravo, Katy Jurado, Lola Álvarez Bravo, María del Pilar Roldán, María Izquierdo, Rosario Castellanos y Rosario Ibarra? Aparte de ser grandes mujeres que destacaron cada una en su propia labor, sirvieron de inspiración para la obra que la artista Rebeca Segura presenta en exposición.

Las jornadas de trabajo dieron pie a que este mes de marzo, que es considerado como el mes de la mujer, se exhiba “Mujeres al grito del siglo XX”, una muestra que consta de 28 piezas, dividida en dos series: “Mujeres al grito del siglo XX”, con 21 cuadros, y “Pecados capitales”, que es una representación de los 7 pecados a través de obras con un estilo abstracto.

La autora explica que la técnica usada en los cuadros, en los que exhibe los rostros de mujeres importantes del siglo pasado, es la fotografía intervenida con técnica mixta, en formatos mediano y pequeño. “O sea, hago una base de pintura abstracta e hice recortes de fotografías de ellas”, detalla. Mientras que en el caso de las obras abstractas, que son de gran formato, utilizó materiales como el acrílico, el óleo y la hoja de oro.

Rebeca apunta que las piezas de la serie “Mujeres al grito siglo XX” son completamente inéditas, mientras que las de “Pecados capitales” estuvo expuesta en un recinto cultural de Comitán en noviembre del año pasado; esto en respuesta al cuestionamiento de si las piezas fueron concebidas exclusivamente para esta exposición o ya habían formado parte de otro trabajo.

La artista señala también que definitivamente se siente mejor trabajando en gran formato, pues es en el que mejor se explaya y en el que se siente mucho más cómoda. Acerca de lo que la llevó a realizar esta exposición, destacó que fue el hecho de que las mujeres que presenta en sus cuadros tenían el común denominador de que dejaban salir su luz interior para poder brillar, algo que es para la sociedad sinónimo de éxito, y lo hacían haciendo lo que a ellas les gustaba, dando lo mejor de sí mismas.

“Vale la pena seguir la vida de ellas, ya que tienen grandes historias de superación. Este es un pequeño homenaje y conmemorándonos a nosotras como mujeres; desde el siglo pasado fue importante por el rompimiento que hubo, en el que la mujer quiso ser más participativa y romper ciertos paradigmas”, expone Rebeca.

Por último agregó que se identifica mucho con Carmen Mondragón, por la lucha y por la rebeldía que siempre tuvo en su vida. “Ella se consideraba ‘Nahui Olin’ y, la verdad, tiene una vida muy interesante y pasional en todos los aspectos y es una historia que atrapa. Es una de las que más admiro”, refiere.

Este trabajo se pueden ver en la Galería de Arte del centro cultural Jaime Sabines, donde permanecerá hasta el 7 de abril. La entrada es libre.