Mujeres en pro de una agricultura sana

Las mujeres contribuimos, desde la parcela, la academia y los movimientos sociales, en la co-construcción de proyectos de vida basados en una agricultura limpia, sana y sustentable que recupera saberes y conocimientos tradicionales; se dio a conocer durante el primer encuentro internacional, político, artístico, deportivo y cultural de mujeres que luchan.

El encuentro se realizó del 8 al 10 de marzo en el Caracol de Morelia, “Torbellino de nuestras palabras”, con la participación de Alianza de Mujeres en Agroecología (AMA-AWA), donde participan dos investigadoras de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), Helda Morales y Lorena Soto, investigadoras del departamento de agricultura, sociedad y ambiente.

A través de un comunicado la AMA informó que la agroecología busca producir alimentos sanos, al mismo tiempo que cuida al ambiente y valoriza el trabajo de las familias productoras.

Desafortunadamente dijeron “muchas veces su trabajo no es reconocido y hasta despreciado. Es por ello que, en el 2013, un grupo de mujeres agroecólogas formamos la Alianza de Mujeres en Agroecología, con el objetivo de buscar estrategias para trabajar juntas y lograr la visibilización de su trabajo, que contribuya a la formación de las futuras generaciones de agroecólogas y hacer alianzas con mujeres vinculadas en la producción agroecológica.

Mencionaron que están convencidas de que sin la participación activa de las mujeres en la agroecología y sin espacios seguros para que éste sea realizado, la sociedad entera perderá.

De esta manera 18 mujeres que trabajan en agroecología, provenientes de México, Guatemala, Canarias, Puerto Rico, Estados Unidos, Finlandia y Argentina, convocaron al encuentro mujeres por la agroecología y la soberanía alimentaria para compartir e intercambiar con la ciudadanía de San Cristóbal de las Casas, lo que hacen y cómo trabajan con mujeres campesinas y procesadoras de alimentos, familias campesinas, así como con colectivos y comunidades, donde se involucran hombres y mujeres de todas las edades.

Señalan que en sus investigaciones y actividades, emplean metodologías participativas que favorecen el intercambio de conocimiento.