Abuelos sólo recibirán 200 pesos a la semana
Aseguran que no es posible recargar en los abuelos el cuidado de los niños como propuso el secretario de Hacienda. Twitter

El grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, consideró que lo planteado por el Gobierno Federal de otorgarle mil 600 pesos cada bimestre a las familias y dejar el cuidado de los niños a los abuelos, éstos sólo recibirían 200 pesos a la semana y con ese dinero tendrían que alimentar a sus nietos, como actualmente sucede en las estancias infantiles.

La diputada federal del PRI, Laura Barrera, aseguró que no es posible recargar en los abuelos el cuidado de los niños como propuso el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, porque si bien ellos les tienen un amor incondicional a los menores, ya no tienen la energía y en un momento de distracción podrían sufrir un accidente.

“No es posible que se pretenda recargar en los abuelos el cuidado de los niños, porque si bien entre ellos existe un amor incondicional, también son personas que ya no tienen la energía y que en un momento de distracción los niños se acercan a la estufa donde puede haber ollas calientes, a la vela o a la electricidad, por enumerar algunos casos posibles”, explicó Laura Barrera, diputada del PRI.

La legisladora del PRI dijo que en México, los niños tienen derecho a un espacio digno que propicie su desarrollo físico e intelectual en la primera etapa de su vida, por lo que cerrar las estancias infantiles no debe verse como un ahorro, sino como dejar de invertir en lo más valioso que tiene el país.

Por ello, exhortó a la Secretaría de Hacienda a reponer el presupuesto para estancias infantiles, porque están afectando a más de 300 mil niños que acuden a estos lugares en donde encuentran condiciones importantes de seguridad, alimentación cuidada y supervisada, con educadoras que tienen la capacitación necesaria en materia de estimulación temprana y educación, primeros auxilios, protección civil.

Aunado a esto, también hubo recortes para los niños con discapacidad, lo que implicará que las madres ya no podrán llevar a sus hijos a terapia.