La autoridad de regulación de la competencia de Alemania (Bundeskartellamt) impuso a Facebook severos límites en la recolección y procesamiento de datos de sus usuarios, al dictaminar tras una investigación que la red social abusa de su dominio en el mercado.

Al presentar este jueves las conclusiones de la investigación sobre Facebook, el regulador federal antimonopolio decidió restringir la recopilación y el procesamiento de los datos del usuario en la red social.

Facebook podrá combinar datos de varias fuentes, como el servicio de mensajería WhatsApp y la plataforma de fotos Instagram, sólo con autorización de los 30 millones de usuarios alemanes, señaló la Bundeskartellamt en Bonn.

Además las restricciones se aplican también al uso del botón “Me gusta”, que le permite a Facebook recabar información sobre los usuarios cuando navegan en redes ajenas.

El jefe de prensa de la Bundeskartellamt, Andreas Mundt, señaló que “Facebook no está autorizado a forzar a sus usuarios a aceptar la recogida prácticamente ilimitada de sus datos”.

Cada una de sus fuentes exteriores podrá seguir acumulando información personal, pero el gigante estadounidense ya no podrá “fusionarla” basándose solo en sus condiciones generales de uso.

Facebook, que de acuerdo con la prensa apelará la decisión alemana ante el Tribunal Regional Superior, tendrá un plazo de cuatro meses para presentar ante la Bundeskartellamt modificaciones de sus condiciones de uso.