El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a embajadores y consulados de México a ceñirse a los principios constitucionales en materia de política exterior de autodeterminación de los pueblos, no intervención y la solución pacífica de las controversias.

En Palacio Nacional, como parte de la 30 reunión de Embajadores y Cónsules, el presidente López Obrador expresó que aquellos que están en favor de las hegemonías, piensan que esos principios son anticuados.

“No, nosotros consideramos que son principios vigentes, eficaces y justos. Negarlos sería como renunciar a la convicción juarista de que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos: Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

El mandatario pidió a los representantes diplomáticos convertirse en promotores de México ante el exterior en materia económica, pero sobre todo en ser «procuradurías» en la defensa de los derechos humanos de los connacionales.

«Tenemos que apoyar y proteger a nuestros paisanos en el extranjero; tenemos que insistir mucho en la cooperación para el desarrollo. Tenemos que convencer, persuadir que lo mejor para enfrentar el fenómeno migratorio es el desarrollo, es la creación de empleos, no el uso de la fuerza, no el uso de medidas coercitivas», dijo.

El mandatario reconoció el trabajo de los embajadores y cónsules a quienes les solicitó seguir siendo un ejemplo para los mexicanos y para los ciudadanos de los países en los que están trabajando.