Por octava vez consecutiva, la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, fue considerada la mujer más poderosa del mundo, publicó la revista Forbes.

La siguen la primera ministra británica, Theresa May, quien ya fue considerada la segunda más poderosa en 2017 y Christine Lagarde, jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El cuarto lugar lo ocupa la gerente del fabricante estadounidense de automóviles General Motors, Marry Barra, en tanto que el quinto sitio es para la presidenta del gigante financiero estadounidense Fidelity, Abigail Johnson.

La revista Forbes tiene en cuenta diferentes factores para poder elaborar esta lista de las mujeres más poderosas. Se valoran los bienes que poseen, su presencia en los medios y su capacidad de influencia.

Más allá de las cinco primeras de la lista, destaca el hecho que la primera hija y asesora del presidente estadounidense Donald Trump, Ivanka Trump, perdió posiciones respecto al 2017 al pasar de la posición 19 a la 24.