El presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López, afirmó que en los últimos nueve años han sido suspendidos del ministerio sacerdotal del país 152 clérigos señalados de incurrir en pederastia o abusos sexuales en contra de menores o adultos vulnerables.

En rueda de prensa, indicó que se ha reunido con víctimas de estos hechos y que lo hará con afectados en la Ciudad de México para llevar un reporte del país a la cumbre que, por convocatoria del papa Francisco, se celebrará del 21 al 24 de febrero en Roma.

Explicó que ha tenido que contestar un cuestionario sobre cómo ven los obispos esta situación y además, atender una tarea que les encomendó el Papa: hablar con las víctimas, no sólo con miras al encuentro en Roma, sino como una labor hacia adelante “para todos los obispos de México que tenemos la obligación de dialogar, atender, superar y castigar todo aquello que vaya contra menores y adultos vulnerables».

El presidente de la CEM detalló que a nivel nacional en los últimos nueve años han sido cesados 152 clérigos, de los cuales algunos «delincuentes sacerdotes», por el tamaño de la culpa, han tenido que ir a la cárcel; algunos ya compurgaron la culpa y otros la están compurgando.

Reporte

Admitió que no existe una estadística exacta de víctimas, a falta de un centro de recopilación de datos, y los que tienen son en base a la información que aportan los obispos. Señaló que se levantará una estadística precisa y espera que pronto tengan el conteo para darlo a conocer a la sociedad.

“Es deber nuestro decir cómo están las cosas en México, esperamos que después de las medidas que la Iglesia ha puesto de tolerancia cero, disminuyan los casos de delitos sexuales contra menores y adultos vulnerables, y que los obispos se pongan las pilas para poner en orden estas situaciones», puntualizó.