Congreso llama a Urzúa y Nahle por desabasto

La Comisión Permanente acordó llamar a una reunión de trabajo, eventualmente, el próximo lunes, a funcionarios del gabinete federal a explicar el desabasto de combustibles que, dijo la oposición, alcanza dimensiones que afecta las actividades de millones de habitantes de la República, al aparato productivo y a la provisión de bienes y servicios.

Fueron llamados a reunión ante la Tercera Comisión de la Comisión Permanente, los secretarios de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías; de Energía, Rocío Nahle García, así como el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, y el titular de Profeco, Ricardo Sheffield Padilla.

Los servidores públicos son llamados por el órgano del Congreso, “a fin de conocer la estrategia integral de combate al robo de combustibles, la situación de desabasto, el impacto económico y las acciones para reestablecer el suministro sin afectaciones a la ciudadanía”.

El Partido Acción Nacional (PAN), por conducto del diputado Jorge Arturo Espadas Galván, presentó la proposición con punto de acuerdo en el que se abordó el problema del desabasto de gasolinas y diésel en nueve entidades y el riesgo de que se agoten reservas de turbosina en aeropuertos.

PRI, PAN y PRD enviaron oradores a tribuna a señalar la afectación a la población derivada del cierre de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), como la estrategia del gobierno federal para combatir el robo de petrolíferos y suplir esta vía de distribución por el uso de pipas, que han sido insuficientes para el reparto regular.

Morena y PT reaccionaron son señalamientos en que llamaron a la paciencia de la gente, descalificaron la crítica de la oposición que cuando tuvo el gobierno dejó crecer el problema del huachicol.

Posturas

La diputada del Partido del Trabajo (PT), Claudia Domínguez Vázquez, dijo que “paciencia y la tolerancia son nuestras únicas armas contra el crimen organizado de cuello blanco”.

A su vez, la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz (PAN), dijo que su partido tiene la disposición de ayudar a resolver el “problemón” que se ha generado a partir del cierre de los ductos de petrolíferos”.

Previno del “riesgo delicado” de que transiten por las carreteras 12 mil pipas que se necesitan por el cierre de los ductos, y señaló que volver a llenarlos “tiene su chiste”. Así que insistió: “Compañeros de Morena, déjense ayudar».

Morena

El diputado Eduardo Bonifaz Moedano (Morena) recordó que el daño patrimonial por el robo de gasolinas y diésel, en 2018, sumo hasta 66 mil millones de pesos, en prácticas delictivas en las que están involucrados funcionarios y trabajadores de Pemex.

Defendió la estrategia de cerrar los ductos, como una expresión de valor que interviene la cadena de corrupción y de ganancias ilegales. Y ofreció: “Se va a poner orden”, y se acabará con esta práctica de la corrupción. “Al final, el plan dará resultados”, dijo.

PRD

El senador Miguel Ángel Mancera, coordinador de la bancada senatorial del Partido de la Revolución Democrática (PRD), indicó el cierre de ductos en estados que no tienen el mayor número de tomas clandestinas, como ocurre en Michoacán (198) y Querétaro (275), mientras que Veracruz, con mil 338 puntos de ordeña tiene las tuberías abiertas sin problema de abasto al público.

Michoacán es gobernado por el PRD y Querétaro por el PAN, mientras que Veracruz tiene Ejecutivo estatal de Morena, refirió Mancera y remarcó que ello «Nos preocupa, pues no sabemos si es escasez de inventario o por la estrategia contra el huachicol».

PRI

A su vez, el diputado Héctor Yunes Landa (PRI) lamentó que por la estrategia contra el robo de combustible, “algunos estados han comenzado a convulsionarse con filas de automovilistas esperando cargar gasolina y cada vez más estaciones de servicio cierran”.

El proyecto original de llamar funcionarios incluía a la secretaria de Energía y al director de Pemex, y los priístas propusieron incluir al secretario de Hacienda y al procurador del Consumidor, como finalmente aprobó el pleno.

Dijo que en la información que debe ser expuesta en la Tercera Comisión se debe aclarar el posible conflicto de interés del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, cuya esposa es accionista en el grupo en el que se integra la empresa a la que se han contratado pipas para el transporte extraordinario de gasolina.