El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong canceló junto con el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, un timbre postal para conmemorar la Constitución de 1824.

El funcionario de la Secretaria de Gobernación (Segob), publicó en su cuenta de Twitter @osoriochong “cancelamos un timbre postal que conmemora nuestra 1ª Constitución como nación independiente”.

Osorio Chong en la misma red social dio a conocer que en 2017 se celebrarán los 100 años de la Carta Magna, por lo que desde ahora se llevan a cabo diversos eventos para conmemorar sus orígenes y principios.

La Constitución mexicana de 1824 entró en vigor el 4 de octubre del mismo año, en ésta la República tomó el nombre por primera vez de Estados Unidos Mexicanos.

“Al igual que en 1824, en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto estamos convencidos de que el federalismo y la unidad son principios que hacen fuerte a México”, concluyó el funcionario.

En tanto, la directora general del Servicio Postal Mexicano, Elena Tanus Meouchi, subrayó que entre los servicios que se brindan en nuestro país, destacó el Servicio Postal que en sus 435 años ha participado incansablemente correspondencia en diferentes etapas históricas en nuestro país. 

Añadió que las estampillas postales han sido, siguen y seguirán formando parte de nuestra historia como los timbres que tienen plasmados dos documentos históricos: El Plan de la Constitución Política de la Nación Mexicana de 1823 y la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, que fueron cancelados para su puesta en circulación en el marco del acuerdo al que concurren los tres Poderes de la unión para conmemorar próximamente el Centenario de la Carta Magna. 

Por su parte, el consejero de la Judicatura Federal, Manuel Ernesto Saloma Vera, sostuvo que la mejor forma de honrar a la Constitución es cumpliéndola y haciéndola cumplir, por lo que Poder Judicial de la Federación continuará defendiendo, de manera prudente y equilibrada los derechos y libertades de todos. 

El único límite que tenemos, resaltó, es hacerlo con “autonomía e independencia plena y solo sujetos  a la obligación de mantener la continuidad constitucional de nuestra nación”.