La diputada infantil por el distrito 15 de Santa Cruz Xoxocotlán, Verónica R. G., acusó al Estado mexicano de incumplir con la seguridad y justicia a los hijos de mujeres asesinadas en Oaxaca, quienes quedaron huérfanos.

Durante la instalación de la primera Legislatura infantil en el Congreso local, la niña de nueve años solicitó a las instancias de procuración e impartición de justicia la aplicación de la ley para castigar a los responsables de los feminicidios.

Verónica es una de los menores de edad que han quedado huérfanos en Oaxaca. Tras el asesinato de su madre, ocurrido hace cinco años, el cual hasta ahora no ha sido castigado, mantiene la exigencia de justicia.

La madre de la menor, Rosalía García García, fue asesinada el 10 de julio de 2014 en Santa Cruz Xoxocotlán; a la fecha sólo ha sido detenido uno de los presuntos implicados en el crimen.

“Mi mamá fue asesinada en el 2014 y hasta el día de hoy esperamos justicia y sentencia al único detenido. Son criminales los que mataron a mamá y los que hasta hoy, cinco años después, esconden la cara para otorgarnos justicia”, denunció en el recinto legislativo en San Raymundo Jalpan.

Solicitó al Ejecutivo estatal, a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca y a la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña hacer públicas las cifras estatales de menores de edad que han quedado huérfanos a causa del feminicidio.

De finales de 2016 a la fecha, organizaciones feministas han denunciado que la cifra de mujeres asesinadas supera los 300 casos.