“El Chapo” pasaba cocaína en menos de una semana

En el día nueve del juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, dio testimonio Juan Carlos Ramírez Abadía, alias “Chupeta”, quien fue líder del cártel del Norte del Valle de Colombia.

En sus declaraciones, “Chupeta” confesó que entre 1989 y 2007 mató u ordenó matar a 150 personas, incluso, detalló que en 2004 mató a alguien personalmente, disparando a la cara de su víctima.

Para evitar que le detuvieran se hizo cirugía entre “tres o cuatro veces”, según dijo. “Hice cambios en mi cara […] alteré la apariencia física de mi cara, cambiándome mi mandíbula, mis pómulos, mis ojos, mis orejas, mi nariz”. La visión de la cara de “Chupeta” en el estrado es escalofriante, totalmente estirado para atrás. Su cara parece un lagarto. Lleva guantes puestos, y una voz entre confiada y orgullosa. Habla siempre de “mi cocaína”. “El Chapo” nunca le quitó la vista de encima.

Testimonio

“Chupeta” fue detenido en 2007 en Brasil, y extraditado a Estados Unidos. Detalló que la cantidad de cocaína enviada a EU a través de México, durante el tiempo en que fue líder del cártel del “Norte del Valle”, fue de unos 400 mil kilogramos.

Sobre las ventajas que tenía trabajar con “El Chapo”, indicó que “generalmente en México nunca se perdía [cocaína], tenían arreglos de corrupción [muy buenos]”, por lo que los decomisos en México “eran escasos”.

Aseguró que pasar la droga de Colombia a EU con “El Chapo” “era súper rápido, en menos de una semana. Era la primera vez que un traficante mexicano me entregaba mi cocaína tan rápido”, porque los “otros narcos” mexicanos tardaban “un mes o más”.