España y Reino Unido buscan personal para enfrentar el Brexit

España comenzó sus preparativos para la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), acción que de acuerdo a la prensa británica también es ya seguido por Londres, en ambos casos, contratando personal.

En la capital española, el Consejo de Ministros aprobó este viernes la creación de mil 735 plazas a fin de reforzar los servicios que podrían verse afectados por el llamado Brexit.

Las plazas corresponden a la Oferta de Empleo Público correspondiente a este 2019, con la mayoría (875) en la administración estatal y 860 para empresas públicas, como aeropuertos y puertos marítimos.

El ministerio de Hacienda suma 462 plazas, el mayor número, seguido del de Política Territorial y Función pública con 135, con la previsión de que la mayoría esté laborando antes del 29 de marzo, en cuya medianoche está pactada la salida británica de la UE.

Por áreas, las que se consideran más importantes de recibir refuerzo son controles fronterizos de personas, control de aduanas y sanidad internacional.

Mientras tanto, en Londres el Centro de Emergencia para la salida de la UE (EUXE, por sus siglas en inglés) comenzó con la contratación de personal para lograr que el Brexit sea lo más terso posible, señaló el diario británico The Guardian.

Este centro atendería requerimientos concernientes al departamento de Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos del Campo (Defra, por sus siglas en inglés).

Se prevé que dicho centro opere al menos por dos años, y las personas a contratar, que ganarían por día de 300 a 400 libras (de 387 a 517 dólares) laborarían en el escenario de que la salida fuera sin acuerdo y comenzarían sus funciones a partir de fines de este febrero.

Se pide que los candidatos sean capaces de ver tendencias de una emergencia con poca o ninguna información y actuar de manera apropiada, así como con el temple necesario para laborar en un escenario de alto interés para los ciudadanos y los medios de comunicación.

Los aspirantes aceptados tendrían contratos de seis meses con renovaciones trimestrales y potencialmente por dos años.

A la fecha Reino Unido y la UE buscan acercar sus posiciones para lograr que la salida británica de la mancomunidad sea lo más tersa posible.

El Parlamento británico votó el pasado 29 de enero que la primera ministra Theresa May busque una nueva negociación, pero el órgano ejecutivo de la UE, la Comisión Europea, ha señalado de manera nítida que lo acordado para el Brexit es ya innegociable.

La víspera May estuvo en Bruselas tratando de llevar adelante el mandato de su parlamento. Logró un comunicado oficial en el cual se indica que se buscará la forma, en los actuales acuerdos, de un mecanismo aceptable para el Parlamento británico.

Una nueva reunión se agendó para fines de este febrero, mientras la próxima semana el ministro británico encargado del Brexit, Stephan Barclay, y su contraparte eurocomunitaria, Michel Barnier, se reunirán de nueva cuenta en Estrasburgo.