Los gobernadores de Tabasco, Adán Augusto López Hernández; de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas; y de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, sostuvieron una reunión privada con el objetivo de diseñar estrategias, coordinar los trabajos y acciones en materia de seguridad pública en sus zonas limítrofes.

La reunión fue celebrada bajo un fuerte operativo de seguridad en el Palacio de Gobierno en la ciudad de Villahermosa, y a través de un comunicado se informó que estos trabajos buscan enriquecer la estrategia regional en coordinación con la representación de la Sedena, Semar, Policía Federal, FGR, INM, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y Pemex.

En el Salón de Recepciones, los tres mandatarios del Sureste mexicano emanados de las filas de Morena reforzaron mecanismos de coordinación para tomar decisiones que garanticen la seguridad de sus habitantes.

“Con ello se establecerá una política integral regional entre las tres entidades que vaya acorde con el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Durante el encuentro, en donde participaron los integrantes de las Mesas de Seguridad de cada estado, se acordó que las reuniones en materia de seguridad pública en la región se llevarán a cabo de manera mensual e itinerante, se informó.

A esta reunión también acudieron el general Juan Ernesto Antonio Bernal Reyes, comandante de la Séptima Región Militar; el almirante Romeo Eduardo Ledezma Abaroa, comandante de la I Región Naval y José Luis Mendoza, en representación de Pemex.