Ayer, la Secretaría de Gobernación (Segob) inició formalmente los trabajos para crear el Programa Nacional de Derechos Humanos 2019-2024.

Olga Sánchez Cordero, titular de la Segob, encabezó un evento donde se informó que su dependencia reunirá a organizaciones sociales, académicos y funcionarios en más de 10 foros para discutir las necesidades del país en materia de derechos humanos y así diseñar el Programa Nacional.

Entre los temas que se abordarán en esos foros se encuentran la desaparición de personas; niñas, niños y adolescentes; violencia contra las mujeres; trata de personas; desplazamiento forzado interno; migrantes y protección internacional; empresas y derechos humanos; derechos económicos, sociales y culturales; mecanismos de justicia, verdad, reparación y no repetición, y personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Asimismo, se creará un Consejo Asesor integrado por la defensora de derechos humanos, Clara Jusidman; Belén Sanz Luque, representante de la ONU Mujeres en México; Dolores González, de la organización Serapaz; Jan Jarab, representante en nuestro país de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Mauricio Merino, de la asociación Nosotrxs; y el exministro José Ramón Cossío.

Sánchez Cordero aseguró que el Programa Nacional de Derechos Humanos “debe cumplir con el mandato constitucional, integrar los compromisos internacionales de derechos humanos y responder a las demandas de los mexicanos para colocar sus derechos e intereses como eje de la acción gubernamental”.

También hizo un llamado a todos los estados y municipios del país a construir una agenda con perspectiva de género y derechos humanos que atienda las desigualdades.

Migración

En otro tema, la titular de Gobernación dijo que la emergencia migratoria que se vive en México fue producida por 144 mil personas extranjeras que llegaron a nuestro país durante este año.

La titular de la Segob indicó que la cifra de migrantes se disparó, pues en años anteriores se tenía registrado un promedio de 30 a 40 mil extranjeros que ingresaban a México con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

“Esa cantidad no sé de dónde pasó o por dónde pasaron 144 mil personas a nuestro país”, admitió Sánchez Cordero.

Explicó que ante esta situación, el modelo de atención que implementará el gobierno servirá para regular el flujo migratorio a través de visas de trabajo.

Añadió que el Instituto Nacional de Migración (INM) no será hecho a un lado en esta labor y que trabajará de la mano con la comisión especial que encabeza Marcelo Ebrard para disminuir el flujo migratorio.

México tiene poco más de 40 días para disminuir el número de migrantes que intentan llegar a Estados Unidos desde nuestro país, de lo contrario ese gobierno podría imponer aranceles del cinco por ciento a todos los productos mexicanos.