El Tribunal Supremo de España iniciará hoy martes el juicio contra los políticos presos acusados de rebelión, sedición y malversación, al ser señalados como los principales organizadores de la declaración de independencia de Cataluña.

Los líderes políticos y sociales presos Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Josep Rull, Joaquim Forn y Jordi Turull, son acusados de ser los principales impulsores y ejecutores del referéndum unilateral de autodeterminación del 1 de octubre de 2017 (1-O).

En el juicio estará ausente el presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, quien convocó el referéndum y huyó del país tras los hechos de octubre de 2017.

La Fiscalía y la Abogacía General del Estado piden penas de entre ocho y 17 años de prisión, según informaciones de la prensa local.

También son acusados Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santi Vila para quienes se pide una pena menor, al considerarse que tuvieron un menor peso en el desarrollo del proceso independentista, según informó la agencia rusa Sputnik.

El 1 de octubre de 2017 se realizó la consulta popular pese a las advertencias del Tribunal Constitucional, que declaró ilegal la convocatoria y el resultado.

El gobierno catalán señaló que en el referéndum participaron 2.2 millones de personas y de ellas un 90 por ciento votó a favor de la independencia.

Pese a que los resultados del referéndum no fueron reconocidos ni por Madrid ni por la comunidad internacional, el Parlamento de Cataluña los tomó como base para una declaración de independencia el 27 de octubre de 2017.