La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) envió un oficio al Senado en el que expresó su preocupación por el gran número de iniciativas presentadas para ampliar el catálogo de delitos que ameriten prisión preventiva oficiosa, pues sería una regresión al sistema inquisitivo y no abona a la reinserción social.

“La CNDH estima que la aprobación de esa reforma, por su trascendencia en materia de derechos humanos, sería una regresión al sistema inquisitivo, no abonando a la reinserción social, justicia alternativa, ni al principio de presunción de inocencia, elementos indispensables a respetar y desarrollar en la justicia penal acusatoria”, apuntó.

Además esa medida es contraria a los derechos humanos y debe aplicarse de manera excepcional y como último recurso, indicó el ombudsman Luis Raúl González Pérez.